Los ojos de la moura/ Os ollos da moura

                      Hacía tiempo que los viejos ya no contaban historias terribles de los Mouros. Nadie ya creía que pudiesen ser una realidad, ni que habitasen en un castro sumergido cerca de la isla. Pero este acontecimiento iba a cambiar la suerte de un joven marinero. Su embarcación se enrocó en la costa de la isla y fue arrastrada por  una gran corriente. Sus ojos llorosos anticipaban un terrible final, pero no fue así. De las aguas se alzó una mujer rubia con ojos de un intenso azul, tan intenso como el mar fiero que golpeaba la costa. El joven marinero al verla, temió más por su vida. Recordó en un instante todas aquellas historias de mouras que se transformaban en serpientes para atrapar a los marinos. Pero esta no era una moura al uso, era una moura buena. Utilizó toda su fuerza para detener la tempestad y poner el barco a salvo.

                       Sin embargo, cuando parecía que estaba todo calmado, una larga figura negra surcaba los mares. Los infiernos reclamaban la vida del marinero. La moura suplicó a la muerte le pidiese cualquier cosa, pero no se llevase al marinero. La muerte accedió si le cambiaba sus ojos. La moura no dudó. Cambió sus azules ojos por aquellos ojos negros inquietantes.

                     Una vida por unos ojos. Podrás verlos paseando por la playa, el marinero guía a la moura de ojos negros. Él es ahora sus ojos y ella sus pulmones. Se les ve felices.

 

———————————————————————————————————-

     Facía tempo que os vellos xa non contaban historias terribles dos Mouros. Ninguén xa cría que puidesen ser unha realidade, nin que habitasen nun castro mergullado preto da illa. Pero este acontecemento ía cambiar a sorte dun mozo mariñeiro. A súa embarcación se enrocó na costa da illa e foi arrastrada por unha  gran corrente. Os seus ollos llorosos anticipaban un terrible final, pero non foi así. Das augas alzouse unha muller loura con ollos dun intenso azul, tan intenso como o mar fero que golpeaba a costa. O mozo mariñeiro ao vela, temeu máis pola súa vida. Lembrou nun instante todas aquelas historias de mouras que se transformaban en serpes para atrapar aos mariños. Pero esta non era unha moura ao uso, era unha moura boa. Utilizou toda a súa forza para parar a tempestade e poñer o barco a salvo.

                       Con todo, cando parecía que estaba todo acougado, unha longa figura negra camiñaba sobre os mares. Os infernos reclamaban a vida do mariñeiro. A moura suplicou á morte pedíselle calquera cousa, pero non levase ao mariñeiro. A morte accedeu se lle cambiaba os seus ollos. A moura non dubidou. Cambiou os seus azuis ollos por aqueles ollos negros inquietantes.

                     Unha vida por uns ollos. Poderás velos paseando pola praia, o mariñeiro guía á moura de ollos negros. El é agora os seus ollos e ela os seus pulmóns. Véselles felices.

 

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s