Aquella rima de Bécquer

Cuando en la noche te envuelven

las alas de tul del sueño

ya no hay nada que me evoque

aquel pasado recuerdo

ni aquella rima de Bécquer

que leíamos a un tiempo,

y entre latidos de ébano,

en corazón más que inquieto,

recordándote en el aire,

la luz de mi pensamiento

 

Quien diría que soy otra,

que aquella de aquel invierno

en que abrazada a tu ropa

alzaba mis ojos negros

y hoy, cuando la nube envuelve

las alas de tul del sueño

No se apresura el aliento

ni brilla el húmedo fuego

Hoy,  que la tarde se impone

en gris sobre el amplio viento

no hay rima que me ilusione

ni poeta que impresione

el amor que por ti siento

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s