Las tenues pasajeras

Son mis manos las tenues pasajeras

del teclado que ahora detenido,

no saben qué decirte cuando escribo

aquello que tal vez nunca escribiera

si nunca te hubiera conocido

 

Y es que este espacio no es sino una espera

de un más vasto y abrupto recorrido

hacia donde se encuentran las primeras

caricias de aquel sol que incomprendido

abarrota de luz  la primavera.

 

Y no hay tormenta que cruel pudiera

apagar el amor que así ha nacido

ni sombra que la verdad cubriera

por dolor que fuera conocido

en cualquier corazón que malherido

resistiese a la flecha que Cupido

clava sobre mi sien cuando te miro

 

Son tus manos las tenues pasajeras

que recorren tu cuerpo junto al mio

y no saben qué decirme cuando digo,

que aquello que tal vez nunca sintiera,

tal vez aquello que nunca he sentido,

se entrelaza entre ambos con un hilo

resistente a los tiempos y al olvido

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s