Los días omitidos

              Este poema rememora los días que faltan en el calendario, que fueron omitidos para cuadrar los años en 365 días y con ello, metafóricamente, todo aquello que olvidamos, lo que perdimos o lo que no vivimos.

 

 

Los días omitidos.

en el arrabal del calendario

reclaman su espacio sobre el papel

su número en negrita

y su cuadro milimétrico

 

Los días omitidos

en su no existencia

en la ausencia de visibilidad

Cada 29 de febrero no bisiesto

cada 31 de abril

septiembre, junio…

guardan miles de secuencias ignotas

y una llave secreta

 

No omitir es un desafío

para traerte esas historias no escritas

que tantas veces ideaste

que tantas veces te contaste

Sé que no te preguntaste dónde habían ido

pero existe un cajón del olvido

por cada día no contado

por cada tramo no vivido

 

No omitir es un reto

en cada día perdido de este ficticio cómputo en 365

el inicio del recalculo

para traerte esos abrazos que diste por perdidos

Sé que no te preguntaste dónde habían ido

pero existe un cajón para ellos

donde se arropan las caricias y los besos

 

En cada cuadro no dibujado en el calendario

se esconde una vieja historia

las sábanas polvorientas que tapan un sillón envejecido

la puerta que chirria

y ese rayo que imantó el árbol de la vida

Anuncios

5 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s