Le amas o le odias

  Hoy me resulta determinante el viento

  que aligera las hojas, intuyendo,

  que no hay nada que sirva de motivo

 para anclarse a la voz de tus requiebros.

Vienes o vas, le amas o le odias,

preguntas a un oráculo perdido,

por lamentar el peso de la gloria

de batallar sin resultar herido.

Vienes o vas, le amas o le odias,

suerte de dados en hielo derretido,

runas que buscan en almidón apresto,

quizás partir a un sueño que ya huido…

Vienes o vas, le amas o le odias

talante al frente, desembocado al techo

de plomo gris sobre el cristal tendido.

Un bucle de peldaños sin destino,

en un amor que, al fin, incomprendido

se derrota en añil sobre un suspiro

Anuncios

5 Comentarios

  1. Pingback: videlmonuneztarrillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s