Todos los caminos conducen a ti

Todos los mares conocen el pasaje

hacia las frondosas aguas de tus ojos

Todos los mares conocen

la creciente marejada de tus caricias

sobre el timón de mis sentidos

Cada marea te recuerda

y apunta en la brújula el norte de tu nombre

Por eso,

por abruptos que sean los cruces,

por desérticas las encrucijadas,

por crudo que venga el temporal o la tormenta,

todos los caminos me conducen a ti.

 

Anuncios