Contraseña

No hay conjuro que oscurezca el cristal

ni nave que no tiemble

ante la profundidad de las aguas

y aun así

roturo el terreno cada noche

decolorando nuestros desacuerdos

bajo el halo de la inicial sonrisa

fuera de perspectiva

Custodia y bienvenida

de esta imaginaria del recuerdo

Un alto y seña

bajo la contraseña de tus besos

Que así sea

Anuncios

7 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s