Tarde

Perdí las coordenadas de tu cuerpo,

extravié el mapa de mi norte,

la brújula de todo sentimiento,

unos doscientos días y otras doscientas noches.

 

Yo sabía que un día llegaría

muy tarde ,

ese recuerdo de aquella tu venida.

Qué lejos el amor, qué cerca la partida

Malbaratando el sol la luz del día.

Anuncios

16 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s