Eternidades

“La eternidad no tiene partida de nacimiento” ( Victor Hugo)

 

Solo en el espacio giratorio,

la güija de los nombres interpuestos,

en la relatividad de mi materia

 

No hay nombre que repetir en alta voz,

no hay nombre,

ni espuma que recoja,

la ebullición del espíritu

cuando conoce,

la atemporalidad de nuestros pasos,

sobre el compás de todas las ideas.

 

Por eso te amaré esta noche,

igual que la primera,

o que la última,

en el espacio abrigado de tus besos.

 

Puede que nuestro amor no llegue a ser eterno,

pero sí lo serán nuestros momentos,

esos abrazos regalados,

sobre un acantilado de minutos,

en el remanso de todas nuestras lunas.

 

 

 

Anuncios