Hagamos un poema

Hagamos un poema,

 

conjugado,

en la métrica del vino y  de las rosas

desengranado,

en el alfabeto de los cuerpos,

las vocales amantes

y la matemática perfecta de tus labios.

 

Hagamos un poema

pero hagámoslo,

en la  masa madre

de la factoría de los versos,

esos versos deslizantes,

en cascada,

sobre las cordilleras

que han de tomar el nombre de tus besos.

 

Hagamos un soneto,

alegoría,

encrucijada en metáfora,

del bosque más nuestro,

repleto de arándanos y moras,

incesante,

entre dos cielos,

siempre navegante

entre las laderas de tus ojos.

 

Hagamos un poema.

Anuncios

9 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s