A veces el océano se pierde

A veces el océano se pierde,

agitando la arena de mis ojos,

y todo está callado,

ennegrecido,

en el compás errante de tu nombre

y el dolor penetrante de tu ausencia

 

 

Anuncios