Proposición

Podré yo ser la pluma pasajera

que te traiga los aires de otros tiempos,

aquel apresto de la vez primera,

aquello que dijimos y te cuento,

aquello que soñamos y te invento,

marcando rima y aplomo en la manera.

 

Podré yo ser la pluma más ligera

que te acaricie como un soplo de viento,

en este aquel lenguaje que volviera

como verso en lucera pionera

a enredándonos las almas en la espera,

mientras el sol alimenta la madera.

Podré, tal vez, quizá, quisiera…

 

 

Anuncios

Te quiero distinto

Pautas,

unas páginas marcadas,

una estructura,

la línea horizontal,

un  programa sobre el calendario

y una numeración para cada suceso,

en un amor/ convenio contratado.

 

Pautas,

en este deber ser, siempre  hiperbolizado,

en la rigidez de la forma,

la estrechura de su perímetro.

Toda pauta inflexible supone un error de cálculo,

el corsé que aprieta la generosa cintura

del universo.

 

Pautas,

sobre la puntera deslizante,

de unas bailarinas,

reglas

en la geometría de la vida,

cuanto más se aproximan, más se alejan

por eso no hay cálculo sin contra-cálculo,

el caos apretando,

el magma,

la pasión inconmensurable de tus labios,

la libertad,

el viento,

la ausencia de raíces,

ser nómada sobre tu piel

y paisaje en tu recuerdo.