Catarsis

Bajo el verde aceituna de noviembre,

el tránsito de lunas,

la catarsis,

exudando exvotos como trozos de desecho

descosiendo las cremalleras de las sombras,

las máscaras caídas,

las estacas,

en anuncio visionario de la purga.

 

Cuantas veces bajé las escaleras a ese infierno

que siempre provoca auto-incendiarse,

pero existe una fuerza que me impide,

descender de nuevo.

Ya no me es permitido

sino volver de regreso,

pies en tierra.

Los versos son razones poderosas

en cada peldaño de subida.

 

 

Ya no hay destierro para los poetas,

la poesía absuelta

y abrazada.

No hay república

que no apele a la emoción de la palabra.

 

Dancemos, pues, en pauta alejandrina,

sobre la razón platónica,

desgajemos como una mandarina

el imperativo categórico

y volvamos a bailar entre los números,

en bendita explosión originaria.

 

Hoy, un 16 de noviembre,

un día cualquiera,

final del proceso de catarsis.

 

 

 

Anuncios

7 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s