Mi carpeta de poemas

Cuando no había “nubes”, en la prehistoria de la tecnología😊, yo guardaba mis poemas en una carpeta. Hoy miro su papel, amarillento, como un acto de ternura, y desde el cariño hacia aquella adolescente ( yo misma hace tanto) desempolvo por primera vez uno de ellos, de esos que silentes, quedaron guardados en el recuerdo,

Ahí va…

Mil perdones a mi yo adolescente😊


VENTANAS

Como un presentimiento,

la llama

desde dentro,

alertando el cuerpo,

con nombre propio,

en la llanura de la vida.

Muchas veces, me pienso,

sobre un futuro que confunde,

las cadenas sobre versos encendidos.

Yo misma trato de avistar

-tras la ventana de mis ojos-

el tibio renacer de una esperanza