Marea baja

O chan,

(el suelo),

poder rozar el suelo

y no tocarlo.

La primera imagen

de un cuadro costumbrista,

en otras épocas,

blanco de pamela,

la gasa sobre el pelo,

soleándose,

y quizá una sombrilla medio abierta.

Es marea baja,

y toco suelo,

para ser oleaje entre la arena,

revertirme en planicie

y ser colina,

retomando los hilos del zapato.

Pudiera coser un poema,

dejándome la aguja entre las manos,

pero debo dejar de estar ausente,

un cuadro bodegón,

con cinco uvas,

una manzana

y cuatro mandarinas.

El restaurante apesta a olor a frito,

bullicio y comensales apretados.

La tarde siempre me trae marea alta.

sostenida

Arume

(aroma)

O son peitado

polas bagoas

( el sonido peinado

de lágrimas)

 

Ahora en alza,

Ahora en baja,

 

No hay variable,

sin constante.

 

Al final tú,

al final yo,

quizá,

volvamos a pasear sin conocernos,

por mucho que compartamos nuestra noche.