Camino, con los pies descalzos.                          

Camino con el cuerpo alzado.

Se desliza la arena entre mis dedos.         

Diría que no hay tierra firme                                   

Diría que no estoy segura

para sostener mis nidos.

La playa es desierto interminable                        

que no avista el mar.                                            

Lo que está oculto no es inexistente.

                  Yo soy, o tal vez eso parece

en el exilio del subconsciente,

Mis pies no se hunden, se sostienen                     

y el agua fluye

buscando su origen.                                           .

Me acostumbro a mirar sin rostro.                      

para no reconocer el recorrido.                              .

Y me desacostumbro en esa ausencia                   

porque la palabra habla                                                

aunque no se piense.                                

La luz de la tarde se hace tenue                                 

y un viento de aliento

tiñe de blanco la noche.

Los  pasos nocturnos de las olas                              

juegan al escondite con mis ojos.

Aunque no lo parezca                                                   

Sé que estás mirando

sé que me observas

por leve que parezca tu presencia

sé que estás

mientras camino, con los pies descalzos                                              

y la arena se desliza entre tus dedos.                                   

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s