UN LATIDO MÁS ES LA POESÍA

 

Si la detención es sabiduría

para comprender qué esconde la vida

Un latido más es la Poesía

 

Golpe en el recuerdo, apretando el día

sobre el flanco hiriente de cualquier partida,

rechinar de dientes en melancolía,

todo se retorna, cuando detenida

ves que vuelve todo lo que no vendría

pensando en traer lo que ya tenías

y crees sentir lo que ya sentías

 

 

Es la observación más simple y sencilla

mirar hacia el mar, su faro vigía

buscando en las olas el rostro del día

un paso al oeste, el sol en cuadrícula

brújula convexa en punto  y deriva

un latido más, es la poesía.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Compás del viento

Déjame agarrar tu mano,

unirme a tus pensamientos,

abarrotando tus besos,

desbaratando tu aliento,

Inigualable cual verso

que se apaga y que se enciende

que se enerva, que comprende

y deja sin argumento

A todo lo que yo siento

 

 

Y es que es rojo este silencio

y son dulces los cimientos

de los besos que aquel día

me dejaron escondida

una flor en la cortina

 

Voy imaginando el cielo

en cada compás del viento

para regalarte un trozo

por cada vez que te tengo

entretejido a mis ojos,

calando mi pensamiento

que retoma, que resurge

en la barrera del tiempo

 

Y quién quiere serlo todo,

cuando puede ser beso,

que se quede muy pegado

como la piel al deseo

a todo lo que yo quiero

en cada compás del viento

 

 

 

 

 

 

 

Tres reflejos

Juguemos a un juego al tiempo

que buscamos tres reflejos

los tres lo tiene la luna

para iluminar de lejos

 

Tres Reflejos en la luna

son espejo de esta tierra,

el que mana, el que responde

el que abraza, el que te eleva

y aquel que al punto recoge

el todo en la misma esencia

Tres espejos, cara oculta,

un don para el que comprenda,

lo que une, lo que nutre

la vida que te alimenta.

 

Tres reflejos al instante,

tres prismas equidistantes,

En ángulo extremo y recto,

Y es aquel no manifiesto,

aquel que tiene la llave,

el que contesta la clave,

de lo tuyo y de lo nuestro

 

Juguemos a un juego espejo,

del que busca tres reflejos,

que también llevamos dentro,

y mientras buscamos juega

que esto que gira no es cierto

es algo que se asemeja

a la realidad del tiempo

 

 

Escucho tu beso

                        A menudo fantaseamos si es posible revertir el paso del tiempo y regresar al pasado, aunque sea un segundo, para abrazar a aquella persona que lamentablemente perdimos. Este poema evoca esta situación  en el intento fugaz de dar un beso en un encuentro pasado.

ESCUCHO TU BESO

Hay un horizonte invisible a nuestros ojos

que latiga, que desoye, que revierte, que expande

un horizonte donde se encuentra aquello que hemos perdido

donde, con un ritmo intenso

el tic tac del reloj gira en rumbo opuesto.

En ese horizonte me balanceo.

Yo me giro, sobre mi,

detenida en ese extremo del tiempo,

en esa cuerda en la que el ruido es blanco,

infinito en audibles mil espectros

inteligible al son, críptico en verso

con la nota escondida entre las rimas

El  espacio deformado no cesa en su zumbido

Hay un hueco, una fisura entre latidos

Me veo, te veo, puedo oírte, te digo

Retroceder a ti, con mi fuerza en un suspiro

Más lo intento y no puedo, te he perdido..

miento,  hay un recuerdo atrapado, ahora siento

Todo es denso.

Un sabor a plomo me apelmaza.

Hay algo que no me deja

Gravito.

Pienso en conformarme en este devenir

Pero no lo haré, nunca he temido

tropezar con tu mano en este encuentro

Daré calor al rojo de tu mente y tornaré en azul mi pensamiento

Cuando la  luz se abre en prisma

Te reencontraré en ese segundo en el que las cosas pueden ser

Y yo te puedo dar un beso

Hacia mi

Me desafío, me reto,

me invento y reinvento

Me creo, quizás me crezco

El mar se me antoja muy lejos

y mis manos no sirven de remos

reencuentro, me siento,

sé que hay lugares oscuros, pero muy propios

que rehúyo, que dudo, temiendo.

Es complicado reconocerse

batiendo salvaje los propios muros.

Me veto, me impido, me intento

me importuno, me alejo,  me cerco

El miedo se apodera en este trecho

El oleaje de mi mente me nubla

Pero el silencio me empuja

Y es entonces, cuando

me invade una energía impropia

que me sumerge en un espacio interior

donde el sonido y el color se asemeja

donde los rostros no tienen imagen

y ya nada se aplaza.

Inhalo la vida, me concentro, observo

y una pequeña flor resurge sobre mis ojos

para recordarme que tras el peligro

se encuentra un jardín de flores incontables.

Canción de Navidad

 

 

No quiero adornar mi árbol

con bolas de mil colores

Yo quiero flores, si  quiero flores

y con amor abrazarlo.

 

Una flor por tu sonrisa

Otra por lo que no fue

cinco por aquellas prisas

cuando quedaste con él,

seis flores por aquel guiño,

de tus ojos al partir,

siete por aquel recuerdo,

y diez flores por sentir

 

En esta navidad

Búscame en el mar

Bailando en la arena

Sobre la marea

Que viene y que va

 

Que no te pese el pasado

por aquello que no está

No lamentes el presente

que también se marchará

Y no te angustie el futuro

pues mañana  será ayer

Vive, simplemente vive

no hay sentimiento más puro

nada más que comprender…

 

Déjate llevar, solo respirar

Mimar la alegría

Es la única guía

de tu  libertad

 

En esta navidad

Búscame en el mar

Bailando en la arena

Sobre la marea

Que viene y que va

 

No quiero adornar mi árbol

con bolas de mil colores

Yo quiero flores, si  quiero flores

para abrazarlo, para abrazarlo

 

 

 

 

chapotear

Chapotear recuerdos:

Juguetear con el agua en las rodillas,

pisando charcos, saltando de puntillas,

apretar los dientes cuando la noche vibra,

y recordar,sintiendo,como pasa la vida

unas veces en gris, otras abriendo el día

abrazarte en silencio, rozando tu mejilla

son las cosas que importan, quizás, las más sencillas