Pesadilla

Hay veces que  me siento temblar

Inapreciable e invisible

sobre el extremo de una cuerda

indivisible con mis pies

No me caigo

sostenida en el sueño

 

El aliento del precipicio

provoca un escalofrío sobre mi nuca

la alerta del abismo

No tengo más cuerdas

Pesadilla

Movimiento

Movimiento

Impaciencia de ir sumando tiempos

Ese ir y venir, volver, salir, correr, llegar, marchar, partir

Un día tras otro día cayendo en plomo sobre el calendario

entretenidos en el devenir de una nueva exigencia

Van pasando los días y parece que la vida se desliza en nuestras manos

Es posible optar por un viaje distinto

Idear un vuelo sobre el campanario de los pensamientos

cuando vibra la noche con destellos azules

sobre las notas que el agua compone en la cascada

y la música incita a bailar entre corrientes

permitiendo humedecer los pies mientras salpican

la sintonía sinuosa de sus pasos

Binarias

           Algunas veces una estrella son en realidad dos, a veces brilla una, otras veces la otra reduce la curvatura de su luz, hasta llegar a la fusión. Me gusta la metáfora para describir el amor.

 

Fusión y traslación

en órbita confusa

me dibujo en mi rostro

cual sistema primario

para retroceder

mínimo secundario

a tropezar tu piel

Ligero recorrido

de este eclipse binario

que forman tus latidos

Aun lejos de mi vientre

Aun pasado el solsticio

Aunque no pueda verte

Quizá nunca te has ido

Pues algo queda dentro

en todo lo vivido

La curva de tu luz

en giro compartido.

 

 

 

 

Cuento/ Conto

 

Pensando unha historia, lémbrame aquel conto

dunha dama triste e un trasno pequeno

Cal trasno e traveso, durmíase nun sobre

e escondía cousas, non se nunca onde

para que a dama cando as quixese

sempre as buscase, máis nunca tivese

A pequena dama xa desesperada

Imploraba ao trasno que sempre lixeiro

dáballe o achado, gañándose un bico

Algo imaxinado,  pouco mentireiro

Unha realidade que cambia dun brinco

toda tempestade e a cor do teu nome

Fica nos meus ollos, troquela esta sorte

Feixe que xa non sexa figura entre lúas

que vaga en desertos, ríos e torrentes

A pequena dama fixo luz en sombra

Torque de metal, transformada mente

aquel feo trasno convértese en neno

Din, aínda, se queres, durmido,

podes velos xuntos xogando entre o trigo

ou chapoteando nas augas do miño.

…………………………………………………………………………………….

Pensando una historia, me recuerda un cuento

de una dama triste y un duende pequeño,

cual  trasno y travieso,  dormía en un sobre

y escondía cosas en un sitio nuevo

para que la dama cuando las quisiese

siempre las buscase y nunca tuviese

La pequeña dama ya desesperada,

imploraba al duende que siempre ligero

le daba el hallazgo, ganándose un beso

Algo imaginado y algo de mentira

Una realidad que cambia y que rompe

Toda tempestad y el color de tu nombre

Mírame a los ojos, convierte mi suerte

Haz que ya no sea figura entre lunas

que vaga en desiertos, ríos y torrentes

La pequeña dama hizo luz en sombra

Torque de metal, transformada mente

y aquel feo trasno se convierte en niño

Dicen, todavía, si quieres, dormido,

puedes verlos juntos jugando entre el trigo

o chapoteando en aguas del miño.

——————————–

Existe un hilo que teje

Existe un hilo que teje

las almas a sus colores

y entrelaza los amores

por muchas complicaciones

Y te recuerda en en la calle

por tu ruido al caminar

por la farola encendida

que anunciaba la primera

que llegabas al portal.

Te recuerda cada día

en la noche que llegó

el temple entre las cortinas

de aquel reflejo del sol

 

Amor que en el alma queda

Amor que siempre te aguarda

el que espera, el que revive

cada mañana hacia el alba

 

Por las veces que perdiste

por aquellas que ganaste

por los besos que me diste

por aquellos que guardaste

 

Y es que es difícil llorarte

cuando te tengo presente

y qué difícil  dejarte

a pesar de estar ausente

 

 

 

 

Conciencia

Derechos civiles/ derechos sociales ¿ Qué pesa mas?

La libertad es básica e irrenunciable. Los derechos sociales más elementales han de considerarse de tutela imprescindible e irrenunciable.La dignidad de la persona humana requiere se cubran las necesidades elementales más básicas. Con las necesidades cubiertas, pero sin libertad, tampoco hay dignidad.

 

Tiene frio, tiene sed, tiene hambre

no encuentra abrigo cuando llueve

ni tiene refugio cuando hace sol

pobre desgraciado

aunque tiene hambre, tiene libertad

puede saltar, brincar, corretear

pero está tan debil que no puede salir a ningún lugar

pobre desgraciado

 

Está retenido en un pequeño habitáculo

no puede ir allá donde quiera

cuatro paredes y una puerta de madera

pobre desgraciado

aunque no tiene ni frio ni sed

su captor le da todo lo que necesita

podría saltar, brincar, corretar

no puede salir a ningún lugar

pobre desgraciado

 

Un espiral pequeño con un lazo

Un espiral pequeño con un lazo

la flor que olvidé de madrugada

los suspiros que quedaron en el suelo

y la promesa de volver mañana

el alma dolorida en esa pausa

finita e ilusoria de los besos

de oráculo incierto en la palabra

y sonido de amor agreste en roca

Receta milagrosa para el verso

que todavía atisba una esperanza

entre el azul del día que converso

va calmando la sed de tu mirada

Un espiral pequeño con un lazo

y la flor que olvidé de madrugada