Amargo está el mar

El mar, inabarcable, en agua amarga,

premeditado y ágil movimiento

de ese vasto agorero que no aguarda

a ser suave marea y dócil viento.

El mar que hoy me trae la angustia fiera

de la impotencia que calla tu palabra.