Te pienso en cada canción

 

TE PIENSO EN CADA CANCIÓN.

Te pienso cuando sueño, en cada tarde

confieso que te pienso  en cada baile

en cada hora, segundo, cada paso

cada nota que exista, en cada sol

Y sentada en el iris de los vientos

suplico a nuestro amor y aquellos besos,

retomar, quizás, nuestra canción

Y que suene el acorde, tempo a tempo

ralenti  inacabado en diez momentos,

trémula, fusa, corchea, abierta al eco,

al clamor de esa mirada que escondía,

doblegándose al  mapa de los días,

en paréntesis de lunas sin dolor

Y que suene el acorde, tempo a tempo

alineándonos en aquel  vector,

función en suma de suerte aproximada,

inalcanzada y ausente derivada,

anclaje al tiempo, aquel que compartimos,

aquella fuerza que nunca perdimos,

y que ahora calienta nuestro amor,

aproximando el espacio entre los dos

Raíces

Raices:

Sonaba un bardo , ancestro, agreste,

acantilando las horas.

Era otoño, recuerdo,

las hojas amarilleaban

y es curioso, ahora

que los rayos del sol de primavera

alegran aquel viejo castaño,

reivento una hoja, una de aquellas

como posavasos de mis sentidos.

 

Una vida…

Fotogramas pegados en una libreta,

negativos seriados en luz de poeta

y mientras  se van moviendo las hojas,

lamento, perdida, lo que me despoja:

Un suspiro de amor, ese sentimiento,

aquella tarde gris,  el adiós sincero,

lo que no comprendí porque te quiero

y un abrazo perdido en el deseo.

Lo que vale la vida, según creo

Estráñoche.

Hoy te extraño/ Hoxe estráñoche.

 

Galicia, verde  nai, galega en mares
tan tenue es tu mirada de poeta
que más salvaje y fuerte es tu belleza
engalanando el fuego de tus lares.

Galicia, Breogán deixa un segredo
recóndito en la tierra de tus ojos
Equinoccio de soles, sacro, angosto
en el halo impensable de nosotros.

Galicia, nosa nai, inmensa meiga,
esencia de esconxuros nas fogueiras,
iluminada sorte que alimentas
recordos que no esquencen as ribeiras
Yo no se que sería si no viera
el color de tu lluvia y no  lloviera.
Galicia, nosa nai, ay quien tuviera
mil vidas para verte en primavera.