Quizá fue de repente

Quizá fue de repente, quizá fue en un suspiro

cuando empecé a amarte sin haberlo querido

el sol iba apagando el fuego de sus rayos

matizando de nubes todo el cielo de mayo

más de mil gaviotas reposando en la playa

las olas juguetonas salpicaban el agua

confesos de tu fuego, tus ojos me abrazaban

aunque nada dijeras, sin precisar palabra

por pretender amarme, sin haber pretendido

quizá fue de repente, quizá fue en un suspiro

cuando el amor surgió sin haberlo querido

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Ovillo

                  Muchas veces, por propio instinto de autodefensa, nos alienamos o bloqueamos pretendiendo evitar el dolor. Sin embargo, el dolor persiste. Este poema trata de reflexionar sobre esta situación.

 

Enroscarse, enrocarse, enmarañarse

Ser un ovillo

y descartar la lana

pretendiendo ser cristal en fuego

impune de lamentos

incandescente en brillo

Enroscarse, enrocarse, enmarañarse

para desabrigarnos de emociones

imposible defensa

imposible el acierto

pues todo lo que duele queda dentro

entre las madejas del recuerdo

y la huella contusa del silencio

 

 

Buscar la luz

Hoy he decidido rescatar este poema. Implica una parada para meditar, antes de decidir emprender nuevo camino.

Buscar la luz,

amante y detenida

amplia y distante

presente y convencida

 

Buscar la luz

amurallar la vida

Y navegarte

temiendo la partida

 

Luz, siempre en luz

en brillo compartida

y aunque este sol

me queme por instantes

me quedo hoy

en suma pensativa

ya que es mejor quedarse

que una  huida

 

Flor de agua

Flor de agua

la magestuosa geometría de la vida

amurallando en agua sus sonidos

recordándome el origen

Flor de agua

Fuente y piedra, ancestra, sacra,

donde se proclamó el reinado

de la conjunción de nuestros labios

en la montaña de mis sentidos

 

Amor

Llevo tatuado el norte de tus ojos

en la cronología de mi naturaleza

pero pretendo, algún día, quebrar el muro

que parte en dos los hemisferios

para alcanzar el sur de tus abrazos

aproximando sistemas,  sobrepasando brechas

en la potencia transformada hacia lo nuestro

 

 

 

 

Tejado

Todos tenemos nuestro tejado

donde repostar alas y exhalar viento

donde las manzanas crecen en las tejas

rojizas sobre la excelencia del silencio

todos tenemos nuestro tejado

para subir desde dentro

y añorar hacia fuera

ese color templado de tus besos