A veces siento que se me pegan cosas

klong-prao-beach-2071238_960_720

                En ocasiones nos aturdimos por pequeñas cosas que convertimos en motivo de angustia. Sufrimos por cosas cotidianas que podríamos superar con tranquilidad. Este poema reflexiona sobre ello, pretendiendo ser un aliento para abandonar estos pensamientos negativos, y en lugar de pensar en negativo, pensemos en la belleza de las cosas y así sanemos nuestro dolor.

 

A veces siento que se me pegan cosas

La mirada plomiza de quien ya no espera

Los ojos huidizos del temor

El dolor hiriente de quien no comprende,

la ansiedad de quien no encuentra su cobijo

 

A veces siento que se me pegan cosas

Todas esas lágrimas que no se volcaron

pegadas  a los corchetes de mi ropa

Toda esa angustia que cruje el estómago

Y acongoja la respiración,

entre mis zapatos, entre mis botones

quizás en aquella bufanda verde que tanto me pongo

 

A veces siento que se me pegan cosas

y no puedo hacer nada para calmar esos vientos de dolor

que vagan por las calles agitando los rostros de la gente,

los rostros que me encuentro y que me llevo

 

 

Cómo contarles que hay un inmenso sol

aplaudiendo las hojas de la luna

y un bonito atardecer entre farolas

iluminando el silbido de los árboles

 

Cómo contarles que, vuelta a vuelta,

un círculo de nieve no sobrecoge

porque siempre hay un poema

revoloteando las olas de los días

y  siempre podemos tomarnos una taza de té

apalabrando un libro

 

 

Cómo contarles que cuando estoy a solas

me balanceo entre mis pensamientos

bailando las horas de la tarde

y   me olvido

que siento se me pegan cosas

 

 

Cuestióname

interrogatorio-960x412

                Vivimos en una sociedad que teme a la cuestión, tiene miedo que se pongan en duda sus premisas y por ello califica negativamente lo que resulta contestatario o rebelde. Esta misma sociedad, paradójicamente, parece no importarle que se justifique la imposición por la fuerza de lo que ha asumido como premisa. Todos comprendemos que la sociedad ha de regirse por unas normas y tener unos límites básicos. No me refiero a esto, me refiero a las presiones, las imposiciones sociales, de grupo, el odio a lo diferente. Recordemos que bajo la afirmación de hacer un bien se han cometido grandes males.

        Cuestióname

No sigas mis pasos

Sin hacerlo

Cuestióname, discrepa

Transmíteme argumentos

Interrógame, pregunta

Se vehemente en la defensa de lo que piensas

Exprésate, no te limites

No te creas las conclusiones que ofrezco

Y cuando alcances el convencimiento

Entonces simplemente acompáñame

Pero nunca trates  de imponerme ni imponerte

Pues es el miedo el que se impone

Pero la autoridad se gana.

Tal vez le quiero

puddle-1932651_960_720

Poema dedicado a Marina López Fernández, ya que su comentario me hizo recordar este impresionante verso:

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero( Neruda)

Rememora los sentimientos de apego y desapego por un amor que se va.

TAL VEZ LE QUIERO

Con lo bonito que era

cruzar las calles a un tiempo

hoy me encuentro en primavera

sin tu sonido de invierno

y es que me cruje el lamento

en las vacías aceras

por dolor que experimento

al pensar que no te quiero

cuando te sigo queriendo.

Mi motivo

poema-51880-vive-rie-suspira-ama

 

                    Sé que es una opción entre muchas. Sé que muchos de vosotros entendéis necesario que la poesía revele la patológica realidad de esta sociedad. Pero yo hace tiempo inicié un camino por y para la estética. Es en los sentimientos positivos donde encuentro el aliento de la vida. Por esta explicación, este poema: Mi motivo

Mi motivo

Pudiera escribir hoy los versos más terribles

pudiera hacerlo,

quizás  versos amargos, acuchillados

en el gemido sangrante de la impotencia

He visto lo suficiente.

He descendido a  muchos infiernos,

troquelando los tiempos imposibles

He dialogado con miserables

tropezado de bruces con la indiferencia del mal

he visto dolor, duelos, delirio, locura, fuego

y el azar que significa que puedes ser un objeto en la diana de cualquier psicópata

Conozco la miseria y la debilidad del hombre

la siempre injustamente tratada sensibilidad de las madres

el dolor hiriente de todas las víctimas

pero justamente por eso

jamás escribiré esos versos tristes

ni esta noche ni ninguna

Nunca dejaré de dar música a mis versos

No abandonaré la rima

pues en cada tono y en cada verso

quiero clamar la alegria, la vida, el ímpetu y la fuerza

solicitando suenen vuestras notas

poetas por la poesía

para que unidas a las mias

demos sonido de amor al camino hacia la vida.

 

 

 

Que os sonría el amor por la vida

8d06c749aadfacaed358ffd6a0e818d4

Sé que hace unos días anunciaba a bombo y platillo que cumplíamos años y hoy ha llegado el día, sí hoy es el día del aniversario de este blog. Ya tenemos ese añito. Justamente en este día del amor.  San Valentín es un día  comercial, claro; quizás, si se me permite, un poco hortera, pero miremos su lado positivo y pensemos en el amor.
¿Podemos imaginar un mundo sin amor?.  Sin duda no. En esta celebración deseo compartir con vosotros ese deseo de enamorarse de la vida, de las miradas, de las manos entrelazadas, del amor,
Solo deseo, para todos y todas, que tanto hoy, como todos los días, os sonría el amor por la vida.