En proceso inverso

Tropiezo imaginariamente con tu contorno
mientras ….
una sombra cómplice señala tu presente ausencia.

Amar indescriptiblemente.
Solvente y soluto. Azul y blanco.

Huele a luz
mientras…
recojo mis papeles para emprender un nuevo viaje.

Ya lo he dicho.
En proceso inverso

Canción en arte mayor

Te pido un minuto de tiempo, para convencerte, de que yo te quiero
Prometo en este momento, que yo solo siento, un amor sincero,
Te pido un minuto de tiempo, que escuches al viento, que viene ligero
Arrópate de mis caricias, en su mejor brisa, de un martes de enero

Presiento que si tú me escuchas, no te olvidarías de cuanto te espero
tenerte en mis brazos muy cerca, unir nuestros labios, en solo deseo
Rogar a la estrella del cielo, que a ti te regale, su mejor lucero
y así que en el firmamento se escriba tu nombre con todo su esmero

Presiento que si tú me escuchas, no te olvidarías de cuanto te quiero
Prometo en este momento, que yo solo siento, un amor sincero
Te pido un minuto de tiempo, que llega la noche y se enciende el fuego
y siempre una llama encendida, para recordarte, también en febrero

Te pido un minuto de tiempo, un solo minuto, de todo este invierno
Presiento que si tú me escuchas, no te olvidarías de cuanto te espero

Un roce, una palabra viva, la flor de tus ojos, el amor que esconde
aquella sonrisa en la calle, las horas de metro, el verso, un acorde
silencios que duelen, tus labios, tu rostro, la vida, y ya no sé dónde
existe un lugar que no traiga, grabado en mis ojos, ya solo tu nombre

Te pido un minuto de tiempo, un solo minuto, en todo este invierno
Presiento que si tú me escuchas, no te olvidarías de cuanto te quiero
.

DESPIERTA QUE ESTÁS DORMIDA

Despierta, que estás dormida,
aunque te creas despierta.

Olvidaste tu mirada,
en una tarde cualquiera
perdida ya a la deriva
Y ya no ves, aunque veas
no escuchas, aunque lo creas
ni vives, pese a la vida.
Despierta… que estás dormida

Recuerda… ¿no tienes alma?
Llámese luz o energía,
entonces ¿Por qué olvidarla?
Y acallando la alegría,
sin más rumbo que rutina,
cierras tus ojos al mundo
y consientes la barbarie
la violencia y el hambre.

Nuestro silencio es huida
cuando no trasciende al habla
La verdad…desconocida
nuestra conciencia acobarda
Y este tiempo que no aguarda,
pide un poco de esperanza

Escapa de tu guarida
Rompe el lazo que te lía
Alzate libre y erguida.
Despierta…solo imagina

Une tu mano a la mía….
Escucha la sintonía
(Los sonidos de tu día)
y ama, como amarías
si no temieras la herida
Y piensa… qué cambiaría

Despierta… que estás dormida,
aunque te creas despierta
porque no ves, aunque veas
ni sueñas ,aunque lo creas
ni vives, aunque estés viva

Y piensa…¿Qué cambiarias?
Despierta, que estás dormida.
Despierta…solo imagina…

Es azul la fuente de tu risa

Es azul la fuente de tu risa,
que enraíza de verde tu mirada,
tus manos las fronteras infinitas,
de mi noche, mi tarde y mi mañana.
Es blanca la bandera de tu rostro,
espejo de una luz que no se apaga.
Son tenues los veleros de tus ojos,
sutiles como el viento que nos habla,
tan tuyo, tan dispar, tan de nosotros,
que no entiende de tiempos ni de calma.

Es ámbar es el contorno de tu cuerpo,
en clave y sol sobre mi vieja almohada
musgo y azar en sorprendido aserto,
Re sostenido en sombra imaginada
Ya sabes que yo cuento…
Cada arruga que el tiempo nos regala
Cada paso y tributo,
Lecho y aplomo de suerte entrelazada
en agua sobre mis labios transformada
En esa sed infinita de palabra
Distante, dulce, amarga y deseada
Verbo eterno de mitos. Todo y nada
.
Es azul la fuente de tu risa
Que enraíza en verde tu mirada.

CONFESIONES DE LALA.

introducción: Lala es mi alter ego. Quizás el de muchas o el de todas. Es aquel personaje de ficción que a veces nos recuerda, que a veces nos espanta y que en ocasiones hasta nos cae bien.

Lala nació en entradas de facebook y luego su historia quedó inconclusa. En este blog continuaré su travesía. Aquí va el primer capitulo.

CAPÍTULO I.

Sigue leyendo

Emborráchate de nubes

Emborráchate de nubes hasta el amanecer,

aliénate  y aléjate para buscarte

y cuando ya tu ser, disociado, observe en contrapicado tus notas inacabadas,

entonces…Envuélvete de Música…Música

Acércate, implícate, alégrate y baila,

pues ya te habrás encontrado en aquel rincón perdido de tu cuarto

y podrás reconocerte de nuevo.

Cuando no soltamos lo que nos duele

Una espina se aprieta en las manos contenida y quiere pasar por un ribete de tu blusa. Pero es mentira. Eres tú la que te engañas pensando que es un ribete, cuando todos vemos la espina. Es más, también vemos la herida.
No temas, en algún lugar perdido, en algún tiempo, en alguna esfera, hallarás un hueco para depositarla, un tiempo para encontrar todos los ribetes de todas las blusas y un sueño, escondido, quizás pequeño, pero sueño al fin y al cabo.
Y mientras escribo, me miras, sonriéndome, porque sabes que soy demasiado emocional para encontrar el hueco en el que depositar mi espina.