Naturaleza

 

Ella resultaba impredecible

a veces tan ausente y otras…

tan presente, intensa, arrebatada

desparramándose inquieta, furibunda

en ese acontecer de los segundos

siempre inquebrantablemente suspendidos

entre la volición de nuestro pensamiento

y la eterna abolición de sus aspectos

 

Puede ser que, un día, detenida

ante la sombra de un futuro invierno

por esa tan suya adicción a la belleza

nos revele su fugaz naturaleza

y el magistral imperio de su sabiduría

proverbial en la fuerza de la vida

Anuncios

Eres, sin duda, bella

         Porque para querer, hay que quererse y para odiar, hay que odiarse. Empecemos desde lo nuestro para lo vuestro.

 

 

Eres, sin duda, bella

Cualquiera que sea tu edad

Cualquiera que sea tu peso

Cualquiera que sea el color de tus ojos o tu piel

Por eso yo, te admiro

desde la ventana de mi propio rostro

Por eso yo, te amo

Y amo la serenidad del agua sobre tu pelo

Amo la  cadencia armónica de tus movimientos

en pausa sobre el cuerpo

Amo las velas que te encienden esta tarde

y la luz de tus caricias

Cualquiera que sea tu nombre

Eres, sin duda, bella.

Dicen

 

 

Dicen que la luna brilla

callada mientras te observa

cuando la noche a escondidas

te regala las estrellas

 

Dicen que las mariposas

dibujan tu silueta

que tus ojos son de nube

que tus aires de poeta

son el viento que derrite

a la más brava tormenta

que no hay espejo que pueda

reflejarte en tu belleza

 

Dicen que la luna gira

porque tú bailas tras ella

Y que copia la cadencia

de tus pasos en la niebla

 

 

Dicen…