Seducción

Yo quiero ser la magia
que despierte tu cuerpo
el lunar de tu espalda,
el aire en movimiento,
el color de tus mares,
el faro de las tardes,
el zumo de tu aliento.

Yo quiero ser las manos
que rozan en silencio,
la luna de tu nombre
y el sol de tus inviernos.

Yo quiero ser mirada,
para encontrarte dentro,
yo quiero ser torrente,
la marejada en texto,
cómplice de tus labios,
embaucando tus besos

Yo quiero ser la magía,
yo quiero ser mirada
la idea que te atrapa,
la razón más precisa,
tu parte más preciada,
aquella que te ama.

Anuncios

Deseo

 

Que no haya  despertar

sin que me encuentre,

los besos en tu espalda y la palabra

tendida de deseo

e insurgente

a la conformidad de la rutina

y que sean tus versos,

que lo sean,

los que cubran de amor mi madrugada,

porque no hay tiempo

para no despertarse

sin sentirse.

 

Viento

Me resulta determinante el viento,

cuando aletea hojas intuyendo,

que no hay nada que sirva de motivo,

para anclarme a la luz de tus sentidos,

un bucle de peldaños sin destino,

orientados al sur de mis tormentos.

 

Me resulta determinante el viento

Tú, estarás evadido en pensamientos,

mientras en mí solo cruje este lamento,

querer calmar todo el dolor que siento

y no poder hacerlo en el intento,

porque decirte no, es decirte miento

 

En primera persona

Mañana firmaré mis primeros ejemplares de UN ALFABETO PARA AMARSE, si el tiempo lo permite, ya que anuncian lluvias.

Para festejarlo,  recuerdo este poema publicado en el blog universoespejo.com, al que le tengo un especial cariño.

Espero sea de vuestro agrado.

EN PRIMERA PERSONA, TE DESEO.

En primera persona

y modo indicativo,

te deseo

mis  manos hacedoras

humedecidas

del barro del poema,

y la escayola,

el torno alfarero

de la vasija de los versos

 

Segunda persona

modo indicativo,

me deseas,

tus manos figurantes,

gramaticalizadas,

re-tornando los verbos,

las manos

frag- ment-a-das,

en palabras, la plástica del aire,

viajantes,

a la conciencia de nuestras densidades.

 

En todas nuestras personas

nuestros modos,

las manos sustantivas,

a/normadas,

anómalamente despeinadas,

sobre las cuerdas de las dimensiones.

 

Vos/ Nos/ Tu/ yo

retrayendo al lenguaje,

distrayéndolo,

en su cauce in-directo,

proyectado

como una cascada abierta

y generosa

reactivando todas las oquedades.

 

Poetizo

poetizas

versaremos

nuestras manos

sobre la cintura de la vida.

 

 

 

 

Incoherencia

Incoherente, mi espacio

sigue recordándote,

renombrándote bajo mi curvatura,

clamando tu regreso.

 

Google siempre me recuerda que estás vivo,

los sitios más visitados,

los parajes más desconocidos,

y esa presión que impone retomarte,

cada mañana entre mis búsquedas.

Alerta de pantalla. No hay mensajes

en la bandeja de los sueños.

 

Por más que preciso tu olvido

atrezo angustiado por la pérdida,

por más que lo preciso,

que me exijo, tu olvido,

mi mente insumisa

trae a mí cada uno de tus besos.

 

 

 

Solsticio

Son tus ojos el templo de los sueños

navegantes hacia sol

iluminando el atarceder más largo

en el solsticio de mis sensaciones

 

Te invoco en fuego

sobre la piedra milenaria

para que esta larga noche

y todas las demás noches

sean precursoras de tu bienvenida

amurallando el reto

destapando la luz

juramentando

la vibración candente del deseo

Una caja del deseo

 

Existe una caja sin dueño

en un corazón perdido

esa caja del deseo,

de aquel botón descosido,

de aquellos roces furtivos

y por furtivos perdidos,

de aquellas noches sin sueño

apresando sus latidos,

entre sentimiento y fuego,

en llama siempre prendido

 

Una caja del deseo,

alguien encontró la llave

en clave de amor herido

y atrapado entre  sus labios

ese corazón perdido

no teme ser confundido

y siente, porque está vivo

nunca es tarde, ya te digo.

para comenzar de nuevo

y vivir lo no vivido