Nadie especial

No soy lluvia imborrable

sobre el calendario

de tus días de invierno

No te diré que soy imprescindible,

ni siquiera aquella frase.

tan manida,

de que nadie te querrá igual,

no te inundaré de post-it la ventana

ni haré de un corazón mi estado del WhatsApp

no encargaré una cartelería,

una foto prendida, tampoco una postal.

con un te quiero.

Yo no soy nadie especial,

soy igual que cualquiera

y por eso,

solo puedo prometerte,

Amarte,

hasta que la luna

torne en cordillera

todas las llanuras,

Amarte,

hasta que las estrellas

coronen de amapolas

la galaxia muda de los besos.

Anuncios