Memoria selectiva

A veces, es preciso hallar un buscaminas,

              para no dinamitarse desde dentro,

               hay algo de kamikaze en la conciencia,

            que rebusca el dolor en la cosecha

             y cada invierno no es diferente a otro,

              la luz se desliza por la habitación

               intentando despertarte.

            Es una pesadilla,

                No hay nada más.

               El antídoto de la memoría selectiva.

               La identidad se revela filtrada

                en un cuenco de agua.

                Siempre me he preguntado

                quién seríamos sin esta disonancia.

                 Estamos programados para sobrevivir,

                  no para ser emocionalmente objetivos,

                   por eso,

                    déjame reposar la taza de café

                      mientras se colocan las nubes en el cielo

                        y pueda recuperar los besos.

Anuncios

Memoria selectiva

La tabula rasa,

la idea,

levitando

sobre las coronillas.

 

En el laberinto de las emociones

suena un zumbido,

a lo lejos:

0- comienzo,

O-azúcar.

Toma la píldora azul

y olvida…

olvida.

 

No es correcto permanecer en el fango de las noches

sin ser victorioso.

 

La píldora azul, recuerda,

y …olvida.