Próximos

Los tacones,

sonido, percusión en los tableros.

avance y retroceso,

alegoría,

del vuelo de la falda,

y de los brazos

llamando a la mirada.

Las manos son metáfora,

manzana,

en fruto recogido

y compartido

la métrica que aguarda

la física del cuerpo,

el deseo,

 de partitura de tus besos.

Armadura de clave,

sostenido aliento,

me detengo,

te acercas remarcando los compases,

ligadura,

la frase musical de los abrazos,

demandando el comienzo de la danza.

Anuncios

Tono

la luz se encuentra detenida

sobre mi mano,  verde en aceituna,

esos frutos,

reivindicantes

de su invernal primavera.

Ese tono suave,

ese destiempo

marcando el anti-acento en los compases,

descubriéndote pleno,

en toda la inmensidad de la cosecha,

aceite regalado por el sol

aceite deslizado,

sobre la métrica de un beso.