Ritual ( poema atípico)

 Las vanguardias no saben de corsés, dije un día. Mejor dicho, digo hoy, el arte no debe saberlo. Hay quien dice que no cabe en un mismo poema estrofas con rima y otras sin ella¿Por qué no? Lo importante no es la regla. Las reglas no hacen poesía.

Ahí va un poema atípico

 

RITUAL

 

Tal vez no existe ritual que te asegure,

la eternidad de todos los abrazos.

ni orilla para que repose

el sarcófago de nuestros desencuentros.

 

El desamor clava alto su estandarte

sobre el papiro de los sentimientos

y no es preciso un Set destructor

para derrumbar el arco iris.

 

No siempre hay hilo suficiente

para coser nuestros zapatos.

 

Aún así, amor, cuando eso ocurra

recuerda los conjuros sobre el fuego

ascensión  y escalada sobre el humo

espíritu ascendente entre verdades,

un bajo relieve sobre estas crudas notas,

que agarran al alma en celda ignota.

 

Quiero clamar a Isis, dibujarla,

yo puedo realizar la travesía

que me lleve hasta el Nilo de tu ropa:

Mi ser perfecto.

Mi, ser, perfecto.

 

Puedo pisar todas las vides

para emborracharte de mis versos.

Un jeroglífico de mis imprecisiones

diciendo adiós, me miento

diciéndome adiós, te mientes

 

Y eso es la puerta NOR,

la disyuntiva opuesta,

que confabula todas las miradas

cuando nada se exige ni reprocha

girar la luz y mientras das el giro,

ver resurgir el pájaro del nido,

para volver a colgar las emociones

entre los altos vuelos de su trino.

 

Anuncios

Sueño

 

No siempre fue ella

en blanca tez

sobre la curva de sus identidades

desconcertando al agua

en las coordenadas de los sueños

 

No siempre fue él

incorporándose

salvaje melodía siempre inquieta

entre los rostros que todavía restan

 

 

Dime, tú, si tú pudieras

comprender las dimensiones

de la dama que nace sobre el lago,

si tus ojos,

hubieran amanecido tecleando

sus inspiraciones,

si tú fueras,

aquel a quien  busca el mensajero,

quizás,

ya hubieras tenido este sueño