Te amo

Porque no existe ninguna razón,

ni mandato que imponga los motivos,

porque no existe techo a los sonidos

ni firma, ni cláusula, ni pacto,

que me impulse a rodear tus manos

abarcando infinitos.

Porque no te necesito,

Te amo