Quietud

Me gusta la furiosa quietud de tu marea

alborotando mi torso

la descordura de tus razones

los arrebatados aludes de tus fueros

tecleando mi cuerpo

Me gusta tu inigualable forma de mirar

esa tiza que nos dibuja

mientras nos reinventamos

sobre el tejado de nuestro océano

un tunel de sentidos irrepetible

entre las densidades de mis versos

 

Anuncios