Fuego

Eres fuego,

Todavía tienes esa mirada pura

que desarraiga mis razones,

y me lleva,

a ser cascada, torbellino

entre las densidades de tu ropa

y el poniente de mis emociones.