Poeta

Se nace poeta

cuando las pegatinas invaden los colores

y la luz cobra vida sobre las canicas

cuando el crujir de las tablas huele a chocolate

y el maiz  esconde, en secreto, la tarde

para regalarte un cofre de sonidos

Se hace poeta

cuando las miradas se cruzan un instante

y en el pensamiento se agolpan las notas

dibujando paisajes

Hay un intenso aroma a mar

y la sal retoca las nubes

 

Se nace poeta

cada vez que tropiezo tu piel

amurallando mis oídos

mientras anochece

el poniente siempre escribe tu nombre

 

Y sobre todo

se hace poeta

cuando se comprende

que la poesía es música

el ritmo trepidante de la vida.

 

Anuncios

Como una caricia

Adherida a tu piel

prendida, tendida

en rebelde presencia

sobre tu cuerpo

irrumpiendo soles

desplegándome

como una caricia

 

Adherida a ti

renombrándote

bifurcándome

recorriéndote

susurrándote

para pretenderte

como una caricia

 

 

 

 

Turquesa

La llanura de tus verbos

es azul

pero no cualquier azul

azul turquesa

por eso cuando te verso

tu temple serena el agua

infinito pincel sobre mi lienzo

dinamizando el baile de mis ondas

acercándome a ti

acercándote a mí

en una laguna de sensaciones

 

Aquelarre

 

Hagamos un aquelarre

para inhundar de sal todas las lunas

en la primera marca de equinoccio

ya no hay muérdago suficiente

para acallar tanta herida

 

Este acontecer que reiventa días

no deja de imponer la descordura

sobre el mapa de un sádico

la invención extrema

de un depredador de ángeles cautivos

lobo para el hombre, lobo para el hombre

lobo o hombre

marchitado por sus genes

inoculado del virus canival en su sangre ausente

 

Los sueños se agolpan formando un pelotón desconcertado

sin escalera de emergencia

en el albedrío de la vida

sueños de tronos en cartón piedra y espadas de papel

sobre contenedores de plástico

en un firmamento desabrido

 

Hagamos un aquelarre

para inhundar de sal todas las lunas

liberemos a nuestra progenie

hagamosle saber que no son culpables de nada

que ya bastante heroico es el vivir

fabricando recortables infantiles

sobre la sombra absorta de un futuro incierto

 

Liberemos a nuestra progenie

de seguir encantando serpientes

pues por miles de cabezas que contemos

sin espejos y sin melodías

el golpe más certero

es cerrar su cesta para siempre

 

 

Hagamos un aquelarre

para inhundar de sal todas sus lunas

sobre el fuego de luz encaramando

al indómito estrellato de lo humano

Un castillo de naipes para la cosecha

de las nieblas futuras

 

 

 

Verbigracia

Reporta la mañana  los sonidos

del aire que batea las palabras

Crujir del viento entresacando olvidos

por todo aquello que imponga semejanza

 

Enjuto en luz el torso y la semblanza

un remolino de aire que me alcanza

onda expasiva que, por verbigracia,

desaconseja del sol toda esperanza

 

Reiterar, repetir, un sentimiento

sacudiendo las tejas de la calma

para perderme en mí por un momento

palpando la ventisca que desarma

la verdad del silencio entre dos almas

 

Esos bendidos ojos que me abrazan

no aciertan a entender complicidades

importándose en mil identidades

a la par que me hieren y arrebatan

 

Lejos están la gloria y la bonanza

del verbo que partió de madrugada

quizá ahora tan solo resta gracia

para asumir la historia inacabada

y volver a escribir en tu mirada