Perdida entre las hojas

Pudiera cortar y pegar un emoticono

en la puerta de mis sensaciones

para decir que estoy  en el borde

de un monumental precipicio,

de detenerme en aullido, grito de posesa

desesperadamente perdida entre las hojas

que bordean la arboleda hacia mi casa.

Por mucho que camine descalza

sobre el arco iris,

no puedo verme,

no puedo oirme.

ya no sé cómo tunear la conversación

para que no resulte ridícula.

no puedo verme en tus ojos

porque en tus ojos

solo hay orgullo

Anuncios

Muro

Darse contra el muro,

renegarse,

abandonarse y persistir de nuevo,

rebrotar en golpe, aciago, impuro, seco

sobre los cristales de la supervivencia.

Invisible la luz ya no proyecta

salida sobre la sombra y son tus ojos

de ansia, de fatiga, torpes, huecos,

delirantes buscadores de estrellas en la sombra.

Quiero gritarte desde el otro lado,

alzar una mano sobre las murallas

escalada y fragmento mariposa.

Más no me oyes

El sonido quedo perdido en la caja de tus truenos

 

La única forma de cruzar el muro

es conocer que no existe.

Desgarro

Hace millones de años la tierra sufrió un golpe desgarrador. Esta colisión determinó se fragmentara y se formara lo que hoy conocemos como luna. La luna, como parte de la tierra, alter ego, sombra y luz, domina ciclos y mareas. Sería inconcebible nuestro mundo sin ella. Este poema utiliza la metáfora del nacimiento de la luna, para aquellas situaciones que, si bien nos desgarran, suponen un nuevo comienzo.

 

A veces,

ese golpe violento y seco

que nos lleva al abismo

es curiosamente un nuevo comienzo,

polvo de estrellas que trasluce

el contorno de mi galaxia,

siempre errante hacia tu poniente,

 

Un desgarro de luz,

ese alarido sin sonido,

se transforma en luna,

conjugando la suerte de mis mareas.

Sin esa luna

no existiría el viento  abanicando mis orillas

ni las olas que suavizan el agreste corte de mis rocas,

y esa atmósfera azul que tanto sobrecoge

todas tus bienvenidas.

Tu dinámica simetría

                    El poema de hoy es una alabanza al lenguaje del universo y a aquellos científicos que intentan descifrarlo. 

                   El título está en el medio( aunque no lo parezca) para delimitar dos fases simétricas, aparentemente dispares. Entender la simetría de su tempo, oculta simetría, dinámica simetría que abraza la interrelación entre las fuerzas que interaccionan en el universo.

                                      

Oculto mi universo entre ropajes

   para comunicarme entre los hombres,

puede que todavía esté intentado hablarme

                       para recomponer mis densidades

 

TU DINÁMICA SIMETRÍA

 

No puedo sino reconocer que te preciso,

me he acostumbrado al tintinear de esos pasos

y ese ruido asonante sobre mis oídos,

tan vibrante como las siete vidas.

 

Debes comprenderme, no es sencillo,

no existe un teléfono entre las dimensiones

y resulta complicado descifrar mis algoritmos.

En la batalla constante entre los cielos,

no hay trinchera que no responda a tu dinámica simetría

Gravitar es el idioma de tu fuerza

No  hay teoría del todo,

que no lleve escrito tu nombre.

Nube tóxica

 

Puede que esto sea una nube tóxica

Una explosión de humo, dispersándose

sobre las ventanas de mis ojos.

Ya no hay carbón que nos ensucie,

tampoco que nos caliente,

la estufa ha dejado frio el comedor

y ya no se oyen los cristales de los platos,

nada suena, nada estorba

porque ya nada es presente

retozando sobre el fregadero.

Las maletas, dispersas, sobre la puerta

disputan su salida.

 

Es curioso, entre las rendijas,

sobre las que transpira el mediodía

solo veo un paisaje de palmeras.

 

Quizás al otro lado de la calle

existe un espiral de caracolas

que me lleve hacia el mar

el mar inmenso

mar purificador, mar rompeolas

sobre todos mis contornos.

Es el inmenso paraguas que anticipa

mis primeras sonrisas de febrero.

 

 

Ritual ( poema atípico)

 Las vanguardias no saben de corsés, dije un día. Mejor dicho, digo hoy, el arte no debe saberlo. Hay quien dice que no cabe en un mismo poema estrofas con rima y otras sin ella¿Por qué no? Lo importante no es la regla. Las reglas no hacen poesía.

Ahí va un poema atípico

 

RITUAL

 

Tal vez no existe ritual que te asegure,

la eternidad de todos los abrazos.

ni orilla para que repose

el sarcófago de nuestros desencuentros.

 

El desamor clava alto su estandarte

sobre el papiro de los sentimientos

y no es preciso un Set destructor

para derrumbar el arco iris.

 

No siempre hay hilo suficiente

para coser nuestros zapatos.

 

Aún así, amor, cuando eso ocurra

recuerda los conjuros sobre el fuego

ascensión  y escalada sobre el humo

espíritu ascendente entre verdades,

un bajo relieve sobre estas crudas notas,

que agarran al alma en celda ignota.

 

Quiero clamar a Isis, dibujarla,

yo puedo realizar la travesía

que me lleve hasta el Nilo de tu ropa:

Mi ser perfecto.

Mi, ser, perfecto.

 

Puedo pisar todas las vides

para emborracharte de mis versos.

Un jeroglífico de mis imprecisiones

diciendo adiós, me miento

diciéndome adiós, te mientes

 

Y eso es la puerta NOR,

la disyuntiva opuesta,

que confabula todas las miradas

cuando nada se exige ni reprocha

girar la luz y mientras das el giro,

ver resurgir el pájaro del nido,

para volver a colgar las emociones

entre los altos vuelos de su trino.