Agradecimiento y balance

                     No quiero iniciar este año sin un breve agradecimiento, abrazo pero que muy grande, a todos los que me leeis y a todos vosotros a los que yo leo. Ratos buenos, pero que muy buenos, despejando la mente de la batalla diaria con vuestros textos. Ya lo dije el año pasado, pero ahora, que ya voy camino de la recta final para cumplir dos años con este blog, no tengo sino que agradeceros mucho la oportunidad de esta experiencia. Hace menos de dos años no me hubiera imaginado compartiendo mi libreta de poemas con nadie.

                    Las cifras, creo que no son importantes, pero, en todo caso, estoy  muy agradecida por esas casi sesenta mil visitas( me faltan pocas para ese número rendondo), que puede ser un objetivo para el cumple blog, los 14.579 me gustas durante el año 2017 y vuestro aliento en los miles de comentarios. Quiero decir que yo me quedo con vuestro aliento, lo mejor, todos los comentarios compartidos y vividos. En estos días de enero habeis confiado más de cuatrocientos- en concreto 414- me gusta en siete días…No son muchos, o sí, para mí uno solo ya es mucho. Todo suma y cada palabra vuestra es recibida con ilusión y gratitud.

                     Balance en el futuro año que comienza y en el que os deseo los mayores éxitos a todos.

 

Anuncios

Y vamos de cumpleaños

             No me creo ni yo que lleve un año escribiendo en un blog. No porque antes no escribiera, porque lo he hecho siempre, sino por aquello de publicitar, aunque fuera mínimamente, mis poemas. Yo guardaba mis poemas, como en la película de  Jim Jarmusch ” Patterson”, en una libreta secreta. Bueno, un archivo secreto, dentro de una carpeta de mis documentos, que ni siquiera nominaba como tal, por sí alguien de mi familia cogía mi ordenador. Y esa carpeta secreta, ya fue un logro, porque en años anteriores era maestra de la improvisación y de la temporalidad. Valía una servilleta, un embalaje de alguna cosa o un trozo de madera, y tan pronto lo escribía, muchas veces se perdía en cualquier parte, o lo tiraba (si lo confieso, lo tiraba).

            La idea de hacer un blog surgió de un propósito de año nuevo. Y he aquí un año más tarde, solo puedo tener agradecimiento. A los amigos de siempre, que me soportáis cuando lo comparto por las redes sociales, a los nuevos amigos, a los desconocidos que me visitan y como no a mis seguidores, porque me han hecho sentir que quizás no me he equivocado desempolvando la libreta secreta.

                Desempolvar la libreta secreta me ha aportado mucho. Reconocerme, esa parte de mí que siempre ha estado ahí, y además, con esa visibilidad de lo que es parte de mí, crear más y aceptarme como tal.  Curioso, llamo poeta a los demás, oigo como los demás se llaman poeta, pero yo todavía…ay como Patterson..no me atrevo a llamarme poeta ni me denomino como tal.

        Bueno digamos que llevo un año escribiendo en un blog. Ya es un paso.

       y TODO ESE PASO GRACIAS A VOSOTROS.

  MUCHAS GRACIAS.

He cambiado el formato, no sé si para bien, pero he sentido la necesidad de visualizar un cambio para otra nueva etapa. Otro peldaño.