12 de abril. La danza del fuego

 

Bailar es una buena manera de soltar lo negativo, sentirnos menos pesados, liberando energías y dejando que la música nos descontamine.

Hoy propongo un poema que nos invita a bailar flamenco, a sacar esos hondos sentimientos para sanarnos y verlo todo con otra mirada.

Os dejo con mi poema: LA DANZA DEL FUEGO

 

Los tacones,

sonido y percusión en el tablero,

avance, retroceso, alegoría,

el vuelo de la falda y de los brazos,

llamando a la mirada y a la vida.

 

Tus manos,

son metáfora, manzana,

del fruto recogido y compartido,

la física del cuerpo, sosteniendo

la métrica, llamando a  ligadura,

la clave y el aliento,   la guitarra

que cruje desde dentro en partitura

 

Te acercas

remarcando los compases

y escribes un poema en tu cintura.

Taconeo que empuja, que me arde,

en acordes que rompen ya la tarde,

demandado el conjuro de la luna

y se enciendan tus besos y mi duda.

 

Tu hechizo ya me quiebra la cordura,

solo quiero seguirte y esperarte,

no me importa el tiempo que me aguarde

ni la danza del fuego me consuma.

fire-1707042_1920

Purificarse y dejar atrás la energía negativa y destructora. Recoger solo la energía sanada, la energía creadora.

Es un propósito y también una obligación para nuestro bienestar propio y el de la naturaleza.

 

 

 

Dicen

 

 

Dicen que la luna brilla

callada mientras te observa

cuando la noche a escondidas

te regala las estrellas

 

Dicen que las mariposas

dibujan tu silueta

que tus ojos son de nube

que tus aires de poeta

son el viento que derrite

a la más brava tormenta

que no hay espejo que pueda

reflejarte en tu belleza

 

Dicen que la luna gira

porque tú bailas tras ella

Y que copia la cadencia

de tus pasos en la niebla

 

 

Dicen…