Y es que el amor…

Rebeldes al olvido

Afirmaría tu presencia,

en este  instante,

en el que rozas mis labios

en rebelión al olvido,

ese rocío revolucionario, atrincherado

en la resistencia de mi boca.

 

Muchas veces,

aunque no lo creas,

Te siento.

 

Fotografía:  Un alfabeto para amarse

 

Posibilidades

En la otra realidad//

en paralelo

zigzaguean las posibilidades

Y puede, es posible

que en el bosque no se encuentre el lobo

o quizás ya esté muerto

o estando vivo

sea quien lleva la cesta a la abuelita

para cobrarse una mísera propina

con la que perderse en alcohol en la primera taberna

en la que el cazador le espere para jugar al tute

y cobrar su mala suerte en los dardos de sus ojos

Puede, incluso, que la abuelita sea el cazador

y que caperucita nunca haya recorrido,

ningún tramo con una capucha roja,

porque su madre se la tejió verde camuflaje

el día que fueron a elegir las lanas

para mimetizarse con los árboles…

En paralelo

como gajos de manzanas asadas,

en las hebras de una naranja,

en las cerezas

que habitan en mi boca

tu beso puede ser aún todavía más intenso.

Sin leyenda

No quiero hilo rojo para esperarte,

ni rosas azules para no aguardarte.

No quiero mensajes, ni espejos que hablen,

no quiero leyendas de sitios distantes,

ni hadas escondidas en  suerte de ángeles,

ni historias perdidas en alguna parte

 

porque si tú me besas,

yo te beso,

construyéndome,

ideándote,

en un castillo de colores y de instantes