ATLETAS: ALMA DE POETA

Hoy es uno de esos días en los que flaquean las fuerzas. Para buscar aliento, recupero un poema dedicado al deporte, a la poesía de sus retos, a la belleza del esfuerzo.

ATLETAS. ALMA DE POETA

Recuperar el aliento y convencerse de que se puede seguir corriendo

Enfocarse en el último salto como un tiempo extremo

Llegarse muy dentro, en la exigencia más absoluta

Eres agua, eres césped, estadio, pista, lona

Eres reversión, retroversión, regresión, renacimiento.

Te ves a ti mismo enfrentado al reto

e inviertes la sensación en plenitud

El movimiento es el verbo de la quietud de la mente

abrazada al cuerpo y al momento.

Atletas en la vida  con alma de poeta.

Mar, en salto, mar

Flotando, sobre corriente, visualizando cada giro

cada ola que irrumpe, conteniendo

la decisión del salto

En este tránsito

las piedras que interrumpen mil paisajes

son solo instantes

una sensación de felicidad casi infantil se apodera

y vive en plenitud

No es el cambio sino el reto

el oráculo que revela

la levitación del cuerpo

La pacificación de la mente

Y el alma salvaje retozándome, retozándose

Allí, bajo la ola mágica que me envuelve

cuando soy parte de mar, inmenso todo,

curiosamente, en ese momento poderoso

te siento más cerca y te proclamo

abrazándote en  los nueve  silencios de cada marea