Eres Enero

 

Tú, eres como enero,

paisaje entre la nieve,  cobertura

de la imponente vega de tus ojos

y cuando te soleo,

destopa toda una selva

que brota  indescriptible,

sobre la cascada de mis sueños.

Anuncios

Ritual ( poema atípico)

 Las vanguardias no saben de corsés, dije un día. Mejor dicho, digo hoy, el arte no debe saberlo. Hay quien dice que no cabe en un mismo poema estrofas con rima y otras sin ella¿Por qué no? Lo importante no es la regla. Las reglas no hacen poesía.

Ahí va un poema atípico

 

RITUAL

 

Tal vez no existe ritual que te asegure,

la eternidad de todos los abrazos.

ni orilla para que repose

el sarcófago de nuestros desencuentros.

 

El desamor clava alto su estandarte

sobre el papiro de los sentimientos

y no es preciso un Set destructor

para derrumbar el arco iris.

 

No siempre hay hilo suficiente

para coser nuestros zapatos.

 

Aún así, amor, cuando eso ocurra

recuerda los conjuros sobre el fuego

ascensión  y escalada sobre el humo

espíritu ascendente entre verdades,

un bajo relieve sobre estas crudas notas,

que agarran al alma en celda ignota.

 

Quiero clamar a Isis, dibujarla,

yo puedo realizar la travesía

que me lleve hasta el Nilo de tu ropa:

Mi ser perfecto.

Mi, ser, perfecto.

 

Puedo pisar todas las vides

para emborracharte de mis versos.

Un jeroglífico de mis imprecisiones

diciendo adiós, me miento

diciéndome adiós, te mientes

 

Y eso es la puerta NOR,

la disyuntiva opuesta,

que confabula todas las miradas

cuando nada se exige ni reprocha

girar la luz y mientras das el giro,

ver resurgir el pájaro del nido,

para volver a colgar las emociones

entre los altos vuelos de su trino.

 

Hay veces, que el océano se pierde

Hay veces que el océano se pierde

en un concierto de liras encendidas,

las estrellas no encuentran acomodo,

el cielo se oscurece

y se acelera ,

el ritmo de la tierra,

murmullo entre las sombras desoídas.

en imponente y ciclónico universo.

 

Hay veces,  que el océano se pierde,

agitando la arena de mis ojos,

y todo está callado,

enegrecido

en el compás errante de tu nombre

y el dolor penetrante de tu ausencia.

 

 

Nada es igual que ayer

Porque nada es igual que ayer, estribillo incluido

 

Nada es igual que ayer,

al menos, como hoy lo ves,

lo que se va y lo que viene,

lo que fuiste y lo que tienes,

Nada es igual que ayer

Diferentes perspectivas

se disipan cada día

y aquello que te dolía

ya no te vuelve a doler

Y la luz que hoy alimenta

los rincones, las macetas,

la que tu cuerpo perfila

entre tonos violetas,

se tropieza en tu cintura

y tus brazos ya no dudan,

es el amor el que augura

y destierra la amargura

por aquello que se fue,

porque nada,

nada es igual que ayer.

 

 

 

Atrapasueños

 

Existe una aurora de razones

para atrapar tus manos,

para que las mías,

acaricien tu espalda

hasta dormirte.

 

Podría navegar toda una noche

en esa curvatura,

la de tu espalda,

profunda latitud

en rumbo norte,

besarte en marejada

hasta que el infinito osase despertarme.

 

Podría caminar a pies juntillas,

entre las rendijas de tus sueños

y apalabrarte mariposas

para verte,

cada día,

de nuevo,

cuando el alba

convoca a los amantes.

 

Existe una aurora de razones

para atrapar tus manos

y para que las mías

acaricien tu espalda

hasta dormirte.

¿Despiertos?

Intrusiva

mi mente

sobre tu ropa

La ínsula

de mi cerebro

retocando

los matices

de tu ausencia

renombrando

en 3D

tus amuletos

para traerte de nuevo

desde mi sueño

hacia mi sueño

Quizá

tal vez

sea cierto

que estamos despiertos.

 

Bailemos

En ocasiones, basta

con una bombilla en un cuarto para sentirte iluminada,

Si es así, por qué no cambiamos,

la desazón por un arco iris

impermeable a los desconciertos,

necesitamos poco para poder atravesarlo

barnizando nuestros matices.

 

En ocasiones,  basta

que estés allí, en el otro lado,

y podamos bailar imaginariamente.

Unas velas que traigan sueños,

un paisaje, la luz atravesando la ventana

y esa canción que tanto te gusta.

Es lo que importa.

Bailemos.

 

 

Poema. Universoespejo.com. Pilar Astray Chacón

imagen obtenida de Pexels-photo. Cedida por Tim Gouw