Sobrevivir al poema

Sobrevivir al poema

y ser poeta,

ya sea por descuido o ignorancia,

las palabras se pierden en las manos

y tiembla la llanura de sus ojos,

más cerrados que antaño,

más cansados.

 

Sobrevivir al poema

y ser mujer,

que quiere transcenderse entre las puertas,

que aguardan entre versos

nuevas alas,

y quizá, la pregunta más guardada,

la que tarda la vida en olvidarse

de ser siempre trinchera en retaguardia.

 

 

Cuántas flores esperan en la huerta,

la sonrisa que ayer encabalgada

a sus pétalos rojos su mirada.

 

Lo que estuvo fue ayer,

nunca se puede

rebobinar el hilo,

y recoser,

las puntadas, en tela ya gastada.

 

Nunca es lo que ha sido

pero cuánto se es,

cuando nada has sido.

 

 

 

 

 

Anuncios

Estimada Emilia

Naturalismo y rima, ágil y despierta. Querída Emilia Pardo Bazán. He aquí el poema que le dedico.

 

En las binarias galeras de lo nuestro,

comparte cicatriz este poema,

sobre la sangre gélida de espera,

que volvió para escribir de otra manera.

Y no lo creas, no, ya no es mi mano

la que urde telares con estrofas,

ni la que ha de traerte en primavera,

Son tus versos salvajes que rebrotan,

como un truco de magia sin chistera

por mucho que tú aun no  lo creas.

 

“Firma y versos a las damas

son cosas que no se reclaman“.

Va a ser que sí,  (Emilia), sí

y ahora  también se proclaman

para traerte aquí, en sabia nueva.

Mi querido Walt

( Poema que he dedicado a Walt Whitman). Este poema lo dedico a la trascendencia de Whitman, entremezclando mis versos, con un guiño a alguna de sus brillantes alegorías. Espero que os guste y lo disfrutéis.

HOJAS DE HIERBA, en fin,

el verde iluminado va retejiendo estrofas,

en cambio permanente,

y es que cada mañana va mutando el poema,

he querido saludarte desde fuera,

contando los filamentos de mis dedos,

aguardando el trabajo de la estrella.

Nuestros átomos están conectados, tú lo has dicho,

que se callen los credos y las escuelas,

que se callen,

y nos dejen escuchar,

el imponente discurso de la naturaleza.