Aquel viejo Vals

Un abrazo,

profundo,

intenso,

buscando,

el contacto

No hay huida,

El brillo de tus ojos,

llamaradas,

me paralizan

hipnotizando,

todos mis contornos,

la pauta de tu voz,

en mis oídos,

replegando

la cercanía de tu rostro,

en un beso,

único,

sin pausa,

retenido,

entre mis labios.

Cuántas veces,

he querido bailar

esta misma canción,

elevando mis pies

levitando,

sobre el estanque azul,

la longitud audible,

de un vals interminable:

tu beso,

retenido,

entre mis labios.

 

 

 

Anuncios

Anhedonia

Intento sumergirme en la desgana y comprender esta sensación.

 

La cascada de mis ojos no encuentra lágrimas

para derrotarme en ira

Mis pies no quieren responder

tras ninguna huida

no tienen prisa para chapotear futuros

no importa qué ni cuándo

Soy un  espectador de días

que no pide rescate

Me observo en la pantalla de tu tiempo

y aunque aperture la luz la primavera

no resaltan las cosquillas en mi rostro

destronando mi piel de parestesias

Porque yo resido

buceando irreales aguas

de anegados lagos

arropándome de algas

en el valor salvaje

en el alambre

de una sola dimensión

inalienablemente incomprendida

 

 

 

 

 

Los versos más bonitos

Tus ojos, en llamas

lágrimas pegadas al desconcierto

trozos de lamento entre dientes

esa herida que rebrota y cruje

reptando para no sangrar

ese dolor atado a la angustia

se transforma

cuando das la vuelta a esos cojines viejos del salón

y observas aquel pequeño dibujo

te acuerdas, lo dibujaste, hace tanto

una margarita,  pequeña flor de acrílico oráculo

Si, no, si, no, si, no, si…quizás no

y comienza a rebrotar aquella planta que regaste ayer

sus hojas son tan verdes que parecen quererte hablar

si, no, si, no, si ,no…quizás sí

Ya no necesitas más tiza para preguntarte

porque ya no necesitas ni la pregunta ni la respuesta

Eres tú suficiente,

para secarte esas lágrimas

y cantar, y bailar, y cantar, bailar hasta que la luna

descanse sobre el sol de marzo

sobre este sol que algún día será puente entre nosotros

Tus ojos son los versos más bonitos que yo he visto

Dicen

 

 

Dicen que la luna brilla

callada mientras te observa

cuando la noche a escondidas

te regala las estrellas

 

Dicen que las mariposas

dibujan tu silueta

que tus ojos son de nube

que tus aires de poeta

son el viento que derrite

a la más brava tormenta

que no hay espejo que pueda

reflejarte en tu belleza

 

Dicen que la luna gira

porque tú bailas tras ella

Y que copia la cadencia

de tus pasos en la niebla

 

 

Dicen…