Materia

ballroom-1039371_1920

Como una incisión,

desangrando,

la tabla periódica,

en el orden de los elementos,

suena

una canción.

 

Quién diría,

que los tacones nunca rozan el suelo,

cuando el ritmo se apresura,

ensamblando,

la materia de los besos.