Existe un hilo que teje

Existe un hilo que teje

las almas a sus colores

y entrelaza los amores

por muchas complicaciones

Y te recuerda en en la calle

por tu ruido al caminar

por la farola encendida

que anunciaba la primera

que llegabas al portal.

Te recuerda cada día

en la noche que llegó

el temple entre las cortinas

de aquel reflejo del sol

 

Amor que en el alma queda

Amor que siempre te aguarda

el que espera, el que revive

cada mañana hacia el alba

 

Por las veces que perdiste

por aquellas que ganaste

por los besos que me diste

por aquellos que guardaste

 

Y es que es difícil llorarte

cuando te tengo presente

y qué difícil  dejarte

a pesar de estar ausente

 

 

 

 

Un ser que se hiere por seguir sintiendo

Dolor que se hiere por seguir sintiendo

y es todo un vacío, un hueco en el cuerpo

preso de un latido,  quemado entre duelos

buscando un sentido, allá y aquí mismo,

retorno y reflejo , hiriente, maldito

 

Un ser que se hiere por seguir sintiendo

se encuentra silente ante el laberinto

errante y errado,  mas siempre distinto

concentrado en sí, angustiado, herido

 

 

Cuando el ser se hiere, por seguir sintiendo

aplaca el dolor, detente un momento…

Trascendiendo al sol, tan lejos y externo,

tiene todo un ritmo que rompe el silencio

Escúchalo, escúchate, comprende su texto:

No hay plan ni destino que no sea un reto

futuro entregado en un blanco lienzo

 

 

 

 

En instantes distintos

Eres fruto del árbol del amor infinito,
de la vida que crece ,en instantes distintos.

En un tiempo que rompe las pantallas del sueño,
Verbo, verso y un beso,
el amor que profeso, anterior y convexo,
Yo te busco, te anhelo, te deseo y te encuentro,
siempre somos los mismos, en guiones sin dueño
de recuerdos prohibidos en un cofre secreto.
Ya se alzan las olas, recordando tu ausencia,
una mano entreabierta, una puerta perdida
la palabra que acierta
lo que tu no me dices, lo que yo sí te digo
un recuerdo no escrito
y una cosa que es cierta
Tu eres fruto del árbol del amor infinitito.
de la vida que crece, en instantes distintos.

AVANCE

No quiero verte hoy, tan detenido,

siempre pensando en gris, siempre perdido

sin rumbo como héroe sin destino,

olvidado del tiempo, sin sentido,

sin tregua ni cariño concedido,

sin paso hacia delante, sin sonido.

 

No quiero verte hoy, tan detenido.

Vuelca la situación, doblega al frio,

que nada te de miedo, hay un camino

y todo ha de empezar:

Un verso sostenido

las nubes que se van, y el sol más renacido

es hoy para un lugar que ha de ser compartido

 

Yo quiero verte hoy, fuerte y erguido

buscándote en el mar entretejido

de sueños sin renuncia y sin olvido.

Emborráchate de nubes

Emborráchate de nubes hasta el amanecer,

aliénate  y aléjate para buscarte

y cuando ya tu ser, disociado, observe en contrapicado tus notas inacabadas,

entonces…Envuélvete de Música…Música

Acércate, implícate, alégrate y baila,

pues ya te habrás encontrado en aquel rincón perdido de tu cuarto

y podrás reconocerte de nuevo.

Cuando no soltamos lo que nos duele

Una espina se aprieta en las manos contenida y quiere pasar por un ribete de tu blusa. Pero es mentira. Eres tú la que te engañas pensando que es un ribete, cuando todos vemos la espina. Es más, también vemos la herida.
No temas, en algún lugar perdido, en algún tiempo, en alguna esfera, hallarás un hueco para depositarla, un tiempo para encontrar todos los ribetes de todas las blusas y un sueño, escondido, quizás pequeño, pero sueño al fin y al cabo.
Y mientras escribo, me miras, sonriéndome, porque sabes que soy demasiado emocional para encontrar el hueco en el que depositar mi espina.

El futuro no existe sin olvido

Días que apagan noches de silencio
impasible a la luz
y esa calma, inerte, acreativa, yerma
de imposible finitud.
Busco en tus ojos mi frontera,
mientras trato de explicarte,
la oscura ecuación de este delirio
esa sucesión infinita de espacios
imaginados, pensados, no vividos,
rasga mi espejo. La herradura de mi cerebro
aturde la mañana. Y es ahí, cuando, de súbito
surge el caos, la intuición, la vida.
El futuro es pasado mientras no existe olvido.