Ahora no comprendo

Yo que acostumbro a callarme las sombras

por no herir sin sentido cuando nada es ajeno

y todo lo que duele es lo que tengo dentro

 

Yo que acostumbro a tender en silencio

las nubes de la risa cuando se apaga el sueño

retratando la brisa de los días de invierno

dejando  mi sonrisa prendida en tu cuaderno

 

Por eso ahora , yo, no entiendo ni comprendo

que por no herirte, amor, haya acabado hiriendo

 

Anuncios