Convergentes

Si pudiera,

revertir el viento,

y traerte,

galopando,

si pudiera,

alistarte,

en ocho puntos cardinales

a las coordenadas de la paz.

Si yo pudiera…

traerte,

no sería dificil

expresarte

que no hay tanta diferencia

entre la compostura de tu corcel,

y la sagacidad del unicornio,

la elegante figura de pegaso,

y los pies ligeros de Aquiles.

Si pudiéramos

apostarnos,

entre las manos tendidas,

manos abiertas,

en las trincheras de la vida

con la sola palabra de la Paz

Anuncios