La pasión es un maravilloso laberinto y también un torbellino salvaje que nos engulle. Las almas más apasionadas son aquellas que han necesitado aprender a dominar sus pasiones.

NO LLORES

No llores, te lo imploro, tú no llores

cuando veas vacíos mis armarios,

las estanterías sin libros,

y el silencio

reclamando el relleno de tus ojos

con nuevas sensaciones de color.

No llores, te lo pido, tú no llores

ni siquiera

cuando escuches esa vieja canción,

que en otros tiempos

transformaba en incendios nuestro cuarto

y perfumaba la piel.

No llores, te lo pido, tú no llores,

permíteme que seque tus lágrimas

y te abrace esta última vez.

No te quedes en lo que no fuimos,

disfruta recordando lo que sí vivimos

y cuán inmenso fue entonces nuestro amor.

No niegues nuestras tormentas,

Hemos de aceptar que somos dos idiotas,

el barco a la deriva

en el espiral de la pasión.

No niego que te quise más que a nadie

y eso es lo que hoy me llevo

en esta tarde tan gris…

Eso es lo que me llevo,

tus caricias, tus besos,

tus abrazos y también esos te quiero

iluminando la casa y el jardín.

Eso es lo que me llevo

tú no llores

que yo lloraré por ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s