Reflexiones al borde del pijama

Reflexiones al borde del pijama

               El progreso no reside en el mimetismo, sino en la improvisación. Esa bendita capacidad de cometer errores y reiterar, hasta comprender el logro. Equivocarse no es una falta de capacidad, sino un proceso en el aprendizaje, y quien lo hace, cuando descubre su incoherencia, avanza un paso de gigante, mientras que quien reproduce miméticamente lo enseñado, no avanza, salvo que alguien le vaya marcando los compases que debe repetir. Por eso cuando un niño se enfrenta ante un problema y se equivoca, decir que lo la hecho mal es sencillo, explicar dónde está el error es el paso para, quizá, no perder una mente maravillosa.

              Nuestros pies nunca tocan el suelo literalmente. Levitamos milimétricamente, en una distancia imperceptible. Entonces ¿Por qué hay miedo a equivocarnos?

                Avancemos hacia un mundo mejor.

Publicado por

Pilar Astray Chacón

Mi espacio en mi dimensión creativa.

5 comentarios en “Reflexiones al borde del pijama”

  1. •~…se compite con unos gritos de tene~mos que ir en línea sin alzar mucho el vuelo…, gran reflexión… habrá que ponerse mucho en “al borde del pijama” para seguir avanzando…!~• buenas energías! ~_~.

    Le gusta a 2 personas

  2. Pequeña reflexión pero con un contenido enorme. Ojalá desde el mundo educativo lo tuvieran más en cuenta. Me encanta tu manera de expresarte y, porqué no decirlo, me encanta cómo piensas también, espero leerte de nuevo pronto.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s