9 de abril. Miedo

 

Por mucho que sea impredecible,

el miedo sobrecoge nuestros pies,

la cercanía del abismo

y el salto,

hacia ese impreciso infinito,

que no reconoce nuestras huellas.

 

Por eso,

quién tuviera,

los pies alados de Aquiles,

la fuerza de un semidiós,

el viento huracanado,

para sepultar bajo tierra,

todo el temor

que sobrecoge

las entrañas de esta tierra.

 

Pero,

aunque no tenga esa fuerza

si tengo los versos,

la palabra,

para formar trincheras de esperanza

y contarte,

que volverá la luz a tu ventana.

 

 

 

window-1148929_1920

Mañana será un nuevo día. Abandona esta noche tu miedo. Todo cambiará en un mañana repleto de esperanzas y de sueños.