Un cesto de flores

           Adornar la vida puede parecernos, a veces, un acto de inconsciencia, pero yo no lo creo así. Adornar es un acto de amor. Adornando cada día nuestros segundos, los hacemos mejores, pues todo mejora con la belleza de una flor.Por eso, hoy, te regalo un cesto de flores.

 

       TE REGALO UN CESTO DE FLORES

          Te regalo un cesto, un cesto de flores, para adornar los segundos que bailamos, en cuerpo aproximado, el cielo que compartimos, los suspiros, en la constelación de los abrazos. Te regalo un cesto de flores, noche en pluma, para abrir las ventanas, airear la ropa, poner sábanas al sol, en marejada, esa salvaje marea de los versos, de los versos besos, de los besos agua y de los besos tiempos. Te regalo un cesto, aunque a veces no parezca creer en tu sonrisa, siempre soy silente pasajera de tus ojos.  Un cesto de flores, adornando barandillas, la escalinata, escalera de caracol, subida a tramo, hacia la torre de todas las esperas. Te regalo un cesto, alambre repujado en forja de centauros, la esmeralda incrustada en profecía y esa fuente donde repostarnos cada  día

 

Anuncios

Alter ego

Voy detrás, invisible, como una nube blanca,

humo del cigarrillo sobre tu garganta,

el soplido de aire al crujir las palabras.

 

Quizá ya me hayas visto, quizá no lo recuerdas,

derramando caricias sobre el vibrante ruido

y en la ventana amarga de toda la desgana,

amenizando en gris  de noche atarcedido,

mandíbulas abiertas en eco detenido,

verdad de ser aquello por lo que tú has venido.

 

Que te diré, que lo sabes, aunque sea lo mismo,

lo siempre te encuentra, la que siempre te digo,

por eso, que ya es hora, de quebrantar el ritmo,

volar entre los soles que forman este istmo,

entre cascadas áridas, pajares de sonido,

estrellados murales de lápices sin caja

refugio para huérfanos de la mitad del alma

un techo improvisado de papeles de plata.

 

Ya me duelen las manos de hacer tanto pesebre,

un nido para hablarte, un lecho de montaña.

Voy detrás, invisible, como una nube blanca

humo del cigarrillo sobre tu garganta