Cien vidas

Precisaría cien vidas,

o quizá mil,

para que pueda ver rutina en tu sonrisa.

Y sin embargo,

no preciso ni un segundo sin ti,

para contar mil vidas.

Anuncios