Mala noticia para los instagramers

Tú,  no eres la flor de la vida

ni el astro del comienzo,

ni siquiera un átomo

de una intensa identidad de entrega,

expandiendose,

por todas nuestras finitudes

por muy irreversibles que parezcan.

 

Estas prendido de una telaraña

en una irrealidad opaca.

Nunca estarás lo suficientemente arriba

para no caer

en picado

sobre las colinas de tus miserias.

 

No hay más pobreza que la del alma,

entregada a la putrefacta mentira

de creerse distinto.

 

Rompe el cartel publicitario,

todos somos lo mismo,

mientras gima el mundo

alaridos de desgracia,

guerra,

hambre,

tu nunca serás perfecto.

 

Siento darte esa infeliz noticia

sobre el papel de tus vanidades.

 

Anuncios